Un viaje en tren desde Moscú a Pyongyang.

Imprimir::
El 22 de mayo de 1984, como publica el diario ABC de España en su edición del jueves 24-5-84, el presidente Kim Il Sung, máximo dirigente de la República Popular Democrática de Corea visitó la URSS. Tras un viaje en tren de seis días desde Pyongyang fue recibido en Moscú por el presidente del Consejo de Ministros de la URSS, Nikolai Tijonov, el vicepresidente del Gobierno soviético Andrei Gromiko y el de Defensa, mariscal Dimitri Ustinov.

Posteriormente, en el patio de la residencia de huéspedes ilustres del Kremlin, se llevó a cabo la recepción oficial por el primer ministro soviético, Konstantín Chernenko.

En el mes de noviembre de 2017 realizamos un viaje inverso en tren y en el tiempo, esta vez desde Moscú hasta Pyongyang, con otros ojos, con otra expectación, pero con las mismos interrogantes de entonces: la URSS, Mongolia, China, Corea del Norte… el sueño de una patria mundial socialista.

¿Qué quedó de ese sueño en estos países y en el nuestro?, qué queda hoy en día de ese eje ilusionante para las fuerzas revolucionarias del mundo?

La caída de la URSS hizo temblar al mundo y tuvo consecuencias trágicas de supervivencia social, económica, anímica y espiritual para pueblos como el cubano, el vietnamita, el norcoreano, el mongol…. y por supuesto, el ruso y sus hermanos miembros del proyecto soviético. ¿Podemos dudar de las consecuencias trágicas de ese derrumbe para los trabajadores de la Europa que hoy se desgaja entre políticas neoliberales y socialdemócratas que sólo pretenden zurcir y remendar un sistema que se resquebraja, ética, moral y económicamente pero que alimenta a la misma clase burguesa que el proyecto socialista emancipatorio, cuyo máxima expresión fue octubre de 1917, pretendía destronar?

Corea del Norte es hija de la “guerra sucia” como la denomina Josep Fontana; occidente pretendió y pretende “latinoamercanizar” la antigua URSS; proyectó convertir las vastas llanuras de Mongolia en un campo de refugiados norcoreanos, una vez fuera arrasada Corea como lo fue Libia, Irak… linchando previamente a su singular líder como ocurrió con el presidente Gadafi, con Sadam, como quisieron hacer con Fidel por parte de las “ilustradas y civilizadas” fuerzas militares del imperialismo del norte.

La realidad parece ser actualmente otra: Rusia, que en principio se entregó en manos de la OTAN y del capital occidental, no ha cedido su territorio; China, se ha convertido en la fábrica del mundo, material y financiera y en la mayor acreedora de EEUU; Mongolia lucha entre permanentes contradicciones para consolidar un régimen democrático que inicialmente parecía imposible; ¿y Corea del Norte, liberada del imperialismo fascista japonés con la ayuda de la URSS primero en 1939 y 1945 y la China de Mao luego en 1953, el “estado eremita” entre la Rusia de Putin y la China de Xi Jinping, en qué situación geopolítica se encontraría hoy?

La suma del poder militar de China y Rusia es mucho mayor que el que tuvo la URSS en su momento. Rusia pone límites a la expansión militar de la OTAN en el Báltico, entre otros frentes; China por su parte en el mar de Japón, o mar del este y del oeste como prefieren llamarlo en Corea que se mantiene ¿protegida? en el centro de estas dos potencias.

La prensa amarilla occidental –tanto la neoliberal como la pseudoprogresista- se empeña permanentemente en ridiculizar al régimen de la RPDC y a sus líderes, al presidente ruso, al chino señalando que éste se eterniza en una especie de régimen autocrático, pero al que todo occidente recurre cuando de divisas se trata, lo mismo sucede con Cuba, con Venezuela… Incluso partidos y organizaciones de “izquierda” se suman a esa critica salvaje y burlona, impropia de un análisis histórico serio: en la RPDC los líderes echan a los perros a sus familiares díscolos, las mujeres no pueden usar pantalones, se requisan las cámaras a quienes visitan la península… pero nadie parece querer corroborar esas “noticias”

….

Llegar a Pyongyang en tren es posible.


VIDEOS:

Metro de Pyongyang:  https://www.youtube.com/watch?v=cIvjWz7sSMc

Cruzando la frontera chino-coreana: https://www.youtube.com/watch?v=2aQintbE8Es


 

2 opiniones en “Un viaje en tren desde Moscú a Pyongyang.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *